Fuente: Syria Untold

Traducción al inglés: Naziha Baassiri

Traducción al castellano de la versión inglesa: enpiedepaz.org

25 de marzo de 2017

Mahwash Sheiki (nacida en 1966) es originaria de al-Qamishli, en el noreste de Siria. Ingeniera eléctrica y activista civil, fue una de las fundadoras de Komela Şawîşka , una de las primeras asociaciones de mujeres de este tipo que se estableció en Siria después de la revolución en 2012.Todavía activa, la asociación se centra en el empoderamiento intelectual, económico y político de las mujeres. Sheikhi también inició una importante reunión literaria en la ciudad de al-Qamishli antes de trasladarse a Alemania, donde reside actualmente. Se sentó con SyriaUntold para hablar sobre el empoderamiento de la mujer en la Federación del Norte de Siria (también conocida como Rojava).

SyriaUntold: ¿Cuáles son los logros más importantes que la Administración  Autónoma Democrática (DAA) ha logrado en el campo de los derechos de las mujeres desde 2012?

Mahwash Sheikhi: En teoría y de acuerdo con las leyes y los principios generales emitidos por la DAA, los logros son grandes. Como mujeres activistas civiles, tal vez solíamos pedir estos derechos sin tener muchas esperanzas de verlos reconocidos. A diferencia de la ley siria actual, y especialmente la Ley de estado personal que se basa principalmente en la Sharia islámica, la jurisprudencia de Hanafi y otras fuentes islámicas, lo que la DAA ha aprobado coincide con las leyes aprobadas en los países del primer mundo relacionadas con los derechos de las mujeres.

Por ejemplo, las mujeres ya no pueden ser obligadas a contraer matrimonio y las dotes [entregadas por el novio a la familia de la novia] han sido prohibidas  porque han convertido a las mujeres en propiedad de sus maridos. Ahora se requiere que ambas partes trabajen por igual para mantenerse como pareja; La poligamia ha sido prohibida; Las licencias de matrimonio se han organizado de acuerdo con la ley civil , además de muchos otros asuntos que ahora benefician a las mujeres.

Sin embargo, el principio más importante al que se ha adherido DAA ha sido el principio de la participación igualitaria en todas las instituciones. Esto se ha seguido al pie de la letra, ya que también forma parte integrante de la estructura del Partido de la Unión Demócrata (PYD). Tal vez se haya tomado de las enseñanzas del [líder kurdo Abdullah] Ocalan , donde incluso el gobierno de los condados se basa en la participación igualitaria. No hay ninguna institución [controlada por PYD] que no siga esta regla de participación.

Sin embargo … las cosas son diferentes sobre el terreno. En realidad, el PYD ha sido capaz de [movilizarse] e incluir a los grupos marginados de la zona, incluyendo a las mujeres cuando fueron empujadas a la vida militar y política. Este cambio no fue natural sino forzado, y no estuvo acompañado por el desarrollo de las mujeres como entidades independientes con sus propias necesidades, derechos u obligaciones. Además, el cambio no se produjo debido a un cambio en el sistema socioeconómico. De hecho, fue el resultado de una decisión del partido de arriba hacia abajo para atraer a un gran númerode mujeres al redil de la ideología. Esto ha tenido mucho éxito porque siempre es más fácil ganarse a las masas oprimidas y socavadas.

No se logró ni la democracia ni el desarrollo económico, y nunca se dieron las circunstancias adecuadas para proporcionar una vida decente. Sin embargo, todas estas grandes leyes fueron aprobadas en una sociedad que exhibía apertura, pero sólo superficialmente. Esencialmente, era una de las sociedades más oprimidas en muchos niveles diferentes (en términos de clase, nacionalidad y -especialmente para las mujeres- en términos de género). Cuando se aprobaron estas leyes, reinó la confusión entre las familias y empezaron los problemas. Sin embargo, cualquier nuevo [cambio] social o político está destinado a causar confusión y plantear desafíos al principio.

Muchos dijeron que las nuevas leyes han llevado a la desintegración de la unidad familiar y han alentado a las mujeres a rebelarse. Puede que estas leyes hayan envalentonado a las mujeres, pero no debemos olvidar que la guerra en curso también ha sido una de las razones por la cual las familias se derrumbaron y fueron desplazadas, y esto suena cierto para el resto de Siria. Por lo tanto, independientemente de si estamos de acuerdo o no con este sistema, encontramos que, al menos en teoría, ha logrado mucho en la promoción de los derechos de la mujer.

¿Cómo evalúa la legislación que se aprobó con respecto al matrimonio civil? ¿Y cómo afectó a la comunidad en esas áreas?

Creo que la aprobación del matrimonio civil es una de las legislaciones revolucionarias más importantes que fueron aprobadas por la DAA, especialmente para las mujeres activistas que sólo soñaban con lograr algo así, no sólo porque era descabellado sino también porque se enfrentarían a resistencia sobre el terreno. Sin embargo, no se encontró mucha resistencia debido al hecho de que hay diversidad religiosa y étnica entre los[residentes] que ya son religiosamente moderados. Sin embargo, la legislación se mantuvo sobre el papel, a pesar de que se registraron algunos casos de matrimonio civil, pero sólo para alguna élite o simplemente por el bien de los medios de comunicación.

¿Se han reducido las tasas de violencia contra las mujeres (así como los homicidios por motivos de honor) después de que las autoridades locales aprobaron leyes especiales para protegerlas? 

Sí, la tasa bajó, mientras que las mujeres fueron atacadas previamente bajo el pretexto de ser débiles. En general, tal vez hubo un aumento de la violencia debido a la guerra desatada. Esta violencia no perdonó a nadie, pero la tasa de violencia contra las mujeres se redujo severamente debido a la creciente conciencia del público, así como al gran apoyo que las mujeres recibieron de la DAA.

Tengo estadísticas de varias oficinas de justicia social que muestran que han recibido 1,032 quejas entre 2015 y 2016 relacionadas con la violencia contra las mujeres o con el hecho de que no han recibido todos sus derechos, como casos contra la poligamia, agresión sexual, matrimonio de menores, violación. , hiyar [matrimonio forzado entre primos], herencia, etc … Aunque estos son [aún] temas delicados en nuestra área.

[Imagen: El logo de la asociación shawishka. La organización se enfoca en el empoderamiento de las mujeres política, intelectual y económicamente (página de Shawishka en Facebook / Uso justo. Todos los derechos reservados a la autora)].

¿Ha notado algún cambio en la conciencia social en relación con los derechos de las mujeres que actualmente están protegidos por las políticas de PYD?

Al comienzo del [levantamiento civil] en Siria, las mujeres estaban muy involucradas y estaban presentes en las manifestaciones . Las organizaciones civiles de mujeres fueron las primeras en organizarse y notamos la gran presencia de mujeres en la arena política. Entonces el PYD llegó al poder y la DAA aprobó todas estas leyes relacionadas con las mujeres. Todo esto se acumuló en un cambio en la conciencia social y el avance de los derechos de las mujeres y su participación efectiva en las esferas política y militar.

¿Cómo evalúa el trabajo de las organizaciones de mujeres, como Kongreya Star , que está a cargo del PYD? ¿Cuál es la naturaleza de sus relaciones con otras asociaciones y organizaciones de mujeres?

Debido al grannúmero de mujeres tanto dentro del partido como en la administración, no podemos separar el trabajo de estas organizaciones [Star y sus similares] del del partido. Personalmente, nunca fui una fanática del trabajo de la organización porque no eran más que un portavoz “femenino” del partido. No se permitieron ser específicos de ninguna causa que los diferenciara del partido.

Las relaciones entre estas organizaciones dirigidas por el partido y otras organizaciones [independientes] nunca fueron fluidas. Al principio, las primeras intentaron conectarse con otras organizaciones, pero a medida que cobraban impulso, dejaron de preocuparse por otras organizaciones y trataban de controlarlas y dirigirlas a su antojo.

¿El surgimiento de estas organizaciones impulsó la autoconfianza de las mujeres? ¿Alentó a las mujeres a presentar cargos contra los delincuentes? ¿En qué se diferencian estas organizaciones de otras organizaciones de mujeres bajo el gobierno del Partido Baath ?

No fue el surgimiento de estas organizaciones per se lo que llevó al aumento de la confianza de las mujeres. Fueron las circunstancias generales que enfrentaron las mujeres en el momento que las obligaron a hacerse más fuertes. La guerra empuja a la gente a luchar por la supervivencia. La DAA y sus logros generales trabajaron a favor de las mujeres, lo que a su vez aumentó su confianza. Algunas figuras siguieron la línea de su rebelión, especialmente después de que se estableció la llamada Mala Jinan [“Casa de Mujeres” en Kurmanji] y la exageraron al tratar de convencer a las mujeres de su libertad.

En cuanto a las organizaciones establecidas bajo el Partido Baath, tenían un carácter nacionalista árabe. Debido a las muchas etnias diferentes, especialmente con una mayoría kurda, había una disparidad bastante grande entre estas organizaciones baathistas y las mujeres de la región. Sus oficinas eran simplemente congregaciones de mujeres que no sabían nada de los derechos de las mujeres. Ni siquiera sabían lo que debía hacer una organización civil de mujeres, pero también eran portavoces del régimen.

Las organizaciones de mujeres dirigidas por la DAA están, en primer lugar, más cercanas a las mujeres de la zona, lo que hace que esto sea un gran logro en sí mismo, ya que prestan más atención a las mujeres marginadas de la zona, incluso si estas organizaciones están dentro del marco del partido. y de su sistema ideológico totalitario.

¿Está de acuerdo con analistas que consideran que Rojava es la única experiencia que ha puesto en primer plano la cuestión de los derechos de las mujeres, permitiéndoles así, desde el comienzo de la revolución siria, ejercerlos política y socialmente? Y si está de acuerdo, ¿en qué se diferencia la experiencia de Rojava de otras experiencias revolucionarias sirias y cuáles son los obstáculos que impiden el empoderamiento de las mujeres en estas áreas? ¿Son resultado de tradiciones y costumbres o el hecho de que la mayoría de las fuerzas de oposición militar en este momento tienen ahora mismo rasgos islamistas marcados?

Sí, considero que la experiencia de Rojava es especial y diferente a otras en toda Siria, ya sea bajo el régimen o en las áreas “liberadas”, especialmente cuando se trata de aprobar leyes relacionadas con los derechos de las mujeres y empoderarlas militar y políticamente.

Esto no significa que las mujeres estén plenamente empoderadas porque el empoderamiento de personas e individuos también significa empoderar económica y socialmente, y difundir la democracia. No creo que podamos elogiar o criticar esta experiencia porque todavía estamos en guerra. Por lo general, estos problemas se vuelven a evaluar en tiempos más estables.

Pero la experiencia de Rojava sigue siendo mejor que la de la mayoría de las otras áreas, especialmente aquellas controladas por facciones islamistas, lo que empeoró la situación de las mujeres en un momento en que las organizaciones de mujeres pedían enmendar y desarrollar la Ley del Estatuto Personal en la Constitución siria. Encontramos que en algunas zonas [controladas por la oposición], había una segregación entre niños y niñas en las escuelas. Las mujeres fueron forzadas a regresar al hogar, y algunas fueron llevadas cautivas como solía suceder en los tiempos de jahiliyyah (preislámicos). Las mujeres fueron apedreadas hasta la muerte y el velo se convirtió en la identidad oficial de las mujeres. Tales prácticas nos han degradado.

No voy a mentir; esas cosas pasaron en áreas que solíamos considerar más revolucionarias [y progresivas] como Darayya. Una de mis amigas veladas que estaba entusiasmada con la revolución me dijo que una vez, después de soportar circunstancias extenuantes, logró visitar a Darayya para entregar ayuda. En ese momento, ni Daesh ni el Frente Nusra controlaban el área. Fue el Ejército Sirio Libre, en el que habíamos depositado nuestras apuestas, quien la detuvo y la arrestó por viajar sin un mahram (un pariente masculino no casadero). Por cierto, es una mujer adulta, religiosamente comprometida, con un título universitario y una personalidad fuerte.

Esto es solo para compararlo con lo que la DAA ofrece a las mujeres. Encuentro que la experiencia en Rojava es pura en comparación. Cuanto más extremos se vuelven los partidos islamistas cuando se trata de asuntos de la mujer, más apoyo se da a los asuntos de mujeres en Rojava.

¿Qué opina de las Unidades de Protección de la Mujer Kurda (YPJ)? ¿Es una forma de empoderar a las mujeres involucrándolas en unidades militares?

Personalmente, creo que las armas son las destructoras de la humanidad, ya sea un hombre o una mujer que las lleva. La guerra no nos edifica, nos derriba. Sin embargo, cuando llegamos al punto en que las mujeres necesitan portar armas con sus semejantes y enfrentar el peor tipo de barbarie, no creo que nadie pueda obligarlas a regresar a la prisión de la familia. Dicho esto, estas mujeres y los hombres [que han ido a la guerra] necesitarán ser rehabilitados y tendrán programas especiales que les ayudarán a asimilarse nuevamente en la vida [civil].

Algunos dicen que el PYD es simplemente otra forma del partido Baath. ¿Hasta qué punto se puede trabajar libremente por los derechos de la mujer dentro de un sistema autoritario, especialmente cuando algunos afirman que los derechos de la mujer ahora son los mismos que estaban bajo el dominio de la tiranía, es decir, cuando eran sólo un eslogan repetido para ganarse a Occidente, mientras que era sólo una forma ceremonial de libertad?

Sí, el PYD es un partido ideológico totalitario que no acepta a otros con ideologías diferentes. Las organizaciones de mujeres bajo este sistema se consideran organizaciones de partidos que siguen los mismos pasos. No se puede esperar que una persona libre y equilibrada sea el producto de tal sistema.

Pero la pregunta sigue en pie: ¿Estaban mejor las mujeres antes de que el PYD tomara el poder? No creo que sea así. La élite activa y culta no es la vara de medir aquí. Estoy hablando de muchas, muchas mujeres que creían que eran menos [que los hombres], que estaban mental y prácticamente atrofiadas y que sufrían muchos tipos de degradación financiera y moral [forzada].

Este sistema [administrado por el PYD] ha permitido al menos que estas mujeres abandonen el hogar y salgan a la calle, reforzando que las mujeres son iguales a los hombres y no seres menores. Sabemos que las mujeres no gozan de verdadera libertad, pero ¿los hombres sí? ¿Y dónde está la verdadera libertad de la que hablamos? Incluso en las sociedades más avanzadas, no existe. Entonces, ¿qué pasa con las sociedades que han sido oprimidas durante miles de años y que todavía están plagadas de todo tipo de autoritarismo?

Repito, sí, el PYD es un partido ideológico totalitario que no acepta otros puntos de vista, pero que logró dar el primer paso hacia la emancipación de las mujeres. Podría ser injusto juzgar esta experiencia tan rápidamente, dado que todavía podemos oir los tambores de la guerra y ver cómo se derrama la sangre y reina la destrucción. Incluso podría ser un lujo sentarse y hablar sobre libertades reales ante la ausencia de [normalidad] en Siria.

[Imagen destacada: voluntarias kurdas posan en la entrada del centro de mujeres de Girke Lege – 10-1-2016 (Karloszurutuza (Trabajo propio) / CC BY-SA 4.0 a  través de Wikimedia Commons)].