Carta urgente desde Nicaragua

A feministas, defensoras y defensores de derechos humanos, colectivos LGTBIQ, activistas de movimientos sociales diversos:

Les escribimos con el dolor atragantado por las cientos de personas asesinadas, desaparecidas, secuestradas y torturadas por órdenes de la pareja Ortega-Murillo. Con la rabia acumulada ante tanta injusticia e impunidad cometidas durante los últimos 11 años, pero también con la esperanza de construir una Nicaragua libre de dictaduras, en donde podamos ejercer nuestro legítimo derecho a la palabra y la protesta.

Nosotras, las activistas feministas, colectivos LGTBIQ, defensoras y defensores de DDHH que venimos denunciado los crímenes y violación de derechos cometidos por la dictadura Ortega-Murillo, estamos siendo víctimas de la brutal represión desatada desde abril, fecha en que un grupo de jóvenes exigía al gobierno una adecuada atención al incendio en la Reserva Biológica Indio Maíz y otro grupo de personas mayores protestaron ante la reforma a la seguridad social.

Las principales víctimas de la represión son personas jóvenes que participaron en la toma de universidades y levantaron barricadas en los barrios populares de la capital y en muchas ciudades del país. Desde el primer momento de las protestas, policías, francotiradores y paramilitares con armas de guerra, han atacado de manera despiadada a jóvenes armados con piedras, tiradoras y morteros para defenderse de sus agresores. En su último informe, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos reportó 317 personas asesinadas incluyendo 23 menores de edad, más de 2,000 personas heridas
Mientras la dictadura Ortega-Murillo fingía estar interesada en promover un diálogo nacional facilitado por la Conferencia Episcopal de la iglesia católica, en paralelo desarrollaba la llamada “operación limpieza”, que significó el desmontaje de barricadas y la expulsión de estudiantes de sus recintos universitarios a punta de balas; decenas de jóvenes han sido asesinados a mansalva en estos operativos, tal como documenta la CIDH.

Policías y paramilitares continúan allanando las casas de las familias denunciadas por los seguidores de Ortega-Murillo. Las personas capturadas en estos operativos ilegales, son llevadas al antiguo centro de tortura de la dictadura de los Somoza conocido como “El Chipote”, para luego ser enjuiciadas, contando para ello con la “Ley contra el lavado de activos, el financiamiento al terrorismo y proliferación de armas de destrucción masiva” aprobada por un parlamento controlado por la dictadura.

Dicha ley tiene el claro objetivo de justificar los secuestros y juicios ilegales en contra de cualquier persona que haya participado en actividades de protesta en contra del régimen, incluyendo jóvenes, activistas de movimientos sociales, defensoras y defensores de derechos humanos. Jueces, fiscales y la propia Corte Suprema de Justicia participan en esta tercera etapa de represión encaminada a la criminalización de la protesta, dejando en evidencia el absoluto desmantelamiento del estado de derecho.

Los juicios se realizan a puerta cerrada, impidiendo la presencia de organismos nacionales e internacionales de derechos humanos; el propio Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), representantes del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, han sido impedidos de observar los juicios prefabricados.

Feministas, defensoras de derechos humanos y activistas LGTBIQ estamos siendo vigiladas, amenazadas y acusadas de recibir financiamiento externo para promover el terrorismo y alentar lo que ellos llaman un golpe de estado.

La Iniciativa Nicaragüense de Defensoras de Derechos Humanos ha registrado al menos 182 denuncias de agresiones a mujeres cis y trans, incluyendo detenciones arbitrarias, tratos crueles, torturas y violaciones sexuales perpetradas por policías, paramilitares y funcionarios del régimen.

Frente a la negativa de la dictadura Ortega-Murillo de aceptar una salida razonable a la crisis, les escribimos para agradecer las muestras de solidaridad y proponerles nuevas acciones que contribuyan a la búsqueda de una solución sostenible:

1. Enviar cartas a las embajadas de Nicaragua en sus respectivos países demandando el respeto a la integridad física y psicológica de todas las personas encarceladas y su inmediata liberación.
2. Firmar y divulgar el pronunciamiento que demanda el cese de la criminalización de defensoras, organizaciones y movimientos sociales: bit.ly/altocri
3. Realizar acciones de denuncia en contra del régimen Ortega-Murillo afuera de las embajadas de Nicaragua el día viernes 31 de agosto.
4. Realizar y/o respaldar campañas a través de redes sociales para denunciar al régimen Ortega-Murillo.
5. Organizar y/o participar en grupos de solidaridad con el pueblo nicaragüense.
6. Influir en posiciones oficiales de sus respectivos gobiernos en el marco de la OEA y organismos de integración regional.
Les abrazamos desde todos los rincones de esta Nicaragua que lucha en contra de una nueva dictadura, demandando libertad y justicia.

Firmamos:

  • Articulación Feminista de Nicaragua
  • Movimiento Feminista de Nicaragua
  • Movimiento Autónomo de Mujeres
  • Campaña 28 de Septiembre por la Despenalización del Aborto
  • Iniciativa Nicaragüense de Defensoras de Derechos Humanos
  • Red de Mujeres Contra la Violencia
  • Red de Mujeres de Matagalpa
  • Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe.
  • Programa Feminista la Corriente
  • Asociación de Mujeres Constructoras de Condega.
  • Católicas por el Derecho a Decidir
  • Asociación Nicaragüense de Transgéneras (ANIT)
  • Asociación Nuevos Horizontes
  • Centro de Liderazgo de las Segovias
  • Colectivo Jóvenes que Creemos en otros Jóvenes
  • Colectivo La Lupa Feminista
  • Mujeral en Acción
  • IPAS
  • Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres-CLADEM Nicaragua
  • Grupo Lésbico Artemisa
  • Iniciativa desde la Diversidad Sexual por los Derechos Humanos (IDSDH)
  • Mesa Nacional LGTBIQ
  • Movimiento de Jóvenes Feministas Las Malcriadas
  • Fundación Puntos de Encuentros
  • Agrupación de Mujeres Trans y Culturales
  • Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil de Nicaragua
  • Feministas a título individual